El mejor hosting en España, ¿con cuál tienes que quedarte?

Si estás buscando el mejor hosting para tu web puede que hayas pensado en dar un gran paso con tu proyecto online. Gracias a los CMS y su sentido de la práctica son muchas las empresas o particulares que hacen sus propias páginas sin necesidad de llamar a profesionales que hagan las tareas base. El alojamiento del site, algo que determinará desde la velocidad de carga hasta la forma en la que llegan tus contenidos al cliente, resulta fundamental.

La libertad que nos da tener nuestro sitio gestionado de manera autónoma es uno de los principales atractivos el hosting personal y todas las ventajas que caen a su alrededor. Echando un primer vistazo a los resultados de Internet veremos que hay una oferta gigante y que escoger un alojamiento web basado en tus necesidades puede resultar más complicado de lo que pensamos. En cualquier caso, teniendo en cuenta las visitas de tu sitio, la cantidad de imágenes que subes y el soporte técnico que nos venden ya hacemos una criba interesante. ¿Te gustaría hacerte con el tuyo hoy mismo?

¿Cuál es el mejor hosting para tu web? ¡características a tener en cuenta!

Con la oferta que tenemos en este mercado la pregunta resulta complicada de contestar. El mejor hosting para tu web no es algo que estándar que sirva para todos los modelos de negocio o que se adapte a cada una de las empresas que lo contratan sino que más bien deben buscar uno que sea a medida. Siempre pensando en la situación personal pero valorando qué es lo que dicen los expertos sobre esto, os dejamos con una serie de recomendaciones:

Planes de hosting

Los planes de hosting recomendados son aquellos que leemos en las webs de Internet. Solo tenemos que darnos un pequeño paseo para ver la cantidad de profesionales que hacen comparaciones sobre empresas punteras y es que no hay nada mejor que alguien que ya haya estado con este tipo de herramientas para la valoración. Como ya hemos advertido no todos los proyectos necesitan del mismo alojamiento puesto que ni tratan igual temática ni tampoco están en el mismo grado de madurez.

Si acabas de comenzar nuestra recomendación es que te hagas con uno básico que no te cueste demasiado dinero del bolsillo y sea lo bastante simple como para que puedas ir viendo cómo funciona. Con el paso del tiempo, una vez que hayas definido un poco mejor hacia dónde va tu espacio y la manera en la que lo desarrollarás, puedes hacerte con contratos más sofisticados y que le den un giro en velocidad, tiempo de carga o cualquier otra cosa que consideres precisa.

Aspectos técnicos

Los aspectos técnicos definen el mejor hosting para tu web puesto que desde aquí podemos hacernos una idea de cuál será el funcionamiento y la manera en la que va a responder ante las necesidades básicas. Si bien cada empresa cuenta con una serie de características que solo responden a su formato, lo cierto es que hay apartados generales que debemos tener en cuenta. A continuación os dejamos con los que mayor popularidad han generado:

Lista de dominios disponibles en Internet

Dominios ilimitados

Una de las cosas que tenemos que pedir al hosting es que nos deje tener la cantidad de dominios que queramos. A pesar de que quedan muy pocas compañías que no permitan este primer punto, puede que des con alguna que sí lo tengas y te metas en conflicto. Incluso cuando crees que solo harás un proyecto web debes contemplar esta posibilidad porque para muchos hacer páginas se convierte en una pequeña adicción a la que tu proveedor debe ofrecer todo lo que tenga. ¿Comprendes el por qué de la necesidad?

Uso de varias IPs

De la misma manera que el mejor hosting para tu web debe permitirte contar con todos los dominios que desees, también es importante que hagas uso de varias IPs. Cuando contratas una compañía de alojamiento en Internet todas las direcciones que compres apuntarán a la misma identidad y, si bien esto es un proceso normal, de cara al SEO nos puede afectar bastante. El hecho de que la firma nos permita contar con varias DNS también es bastante positivo.

En un caso práctico pongamos que queremos construir una PBN propia con la que vayamos haciendo enlaces que generen autoridad o nos de la posibilidad de relacionar los contenidos. Esto, que para los ojos de Google si no se hace respetando las normas entra dentro de las técnicas Black Hat, es algo con lo que debemos tener mucho cuidado. En cualquier caso, si nuestro hosting permite que nos hagamos con diferentes IPs y DNS no habrá ningún problema al respecto.

Ancho de banda

El ancho de banda que contratemos con nuestra empresa de hosting tiene que ser amplio. Para comenzar con unos 50GB tendrás más que suficiente pero en cambio, cuando comiences a crecer, necesitarás ir ampliando este aspecto del alojamiento porque solo así podrás meter más cantidad de datos y además, seguir montando dominios que te hayan gustado. Como ya hemos dicho antes, son muchos los que comienzan con un pequeño blog y acaban creando una red relacionada. ¡Nunca pases este por alto!

Espacio de disco

Al igual que la necesidad de un ancho de banda amplia, el mejor hosting para tu web debe contar con un espacio de disco grande puesto que no sabemos cuánto vas a crecer en un futuro. Siempre pensando en proyectos que crezcan con el tiempo, la idea es que cuentes con oxígeno para cargar todas las imágenes y archivos que te hagan falta. Para empezar recomendamos al menos 1GB en la base de datos y, cuando ya vayamos viendo cuál es el propósito de los proyectos, contratar algo más.

Cuentas de mail ilimitadas

Las cuentas de correo electrónico son un apartado fundamental de una empresa de hosting. Cuando desarrollamos un proyecto por el que queremos que nos reconozcan, resulta positivo contar con una dirección que no tenga nada que ver con Hotmail o Gmail. El sentido de la seriedad y el hecho de que se nos vea como profesionales es algo fundamental de cara a encontrar trabajo o relacionados. Esto, que juega en nuestro beneficio, es algo que no debemos pasar por alto en un alojamiento.

En un caso práctico si tenemos una ecommerce donde vendemos productos de belleza (por poner un ejemplo) es mucho más fácil que los usuarios encarguen sus artículos si ven una dirección info@ que si ven una cuenta de Gmail como la que podemos tener para que lleguen esos mails que nos mandan nuestros amigos. Todo esto suma respecto a la popularidad y/o autoridad de nuestro sitio, ¿vas a dejar que te afecte lo más mínimo?

Captura de un CPanel estándar

Control del CPanel

El CPanel sirve para saber cuál es el estado de nuestra web o qué tipo de aplicaciones podemos agregarle. De la misma forma que WordPress cuenta con un apartado desde el que editas todas tus entradas, aquí también puedes realizar modificaciones sin estar aprendiendo código y de una manera bastante tangible. Con la idea de que todo el mundo pueda hacer sus tareas de forma ordenada, nos encontramos con una plataforma que lo pone todo a tu disposición.

Sistema de alerta

Aunque no es algo que tengan todos los proveedores de hosting, recomendamos un sistema de alertas para tu web. Cualquier persona que haya tenido un proyecto online sabe que pueden surgir problemas en cualquier momento y debemos contar con alguien que nos ayude a solventarlos cuanto antes. Gracias a este pequeño detalle podemos estar al tanto de cuál es el estado de las páginas en todo momento y así no tener que estar sufriendo al respecto.

Si pensamos en un caso práctico miremos la actividad de una tienda virtual. Los comercios físicos se han pasado a lo online gracias a que desde aquí pueden sacar sus productos a cualquier hora del día, colocar actualizaciones sobre los mismos y ofrecer una atención mucho más concreta con el usuario. Si de repente la web se cae -imaginemos que estamos ante una ecommerce de bastante volumen- se pierde la oportunidad de hacer conversiones y también de que el cliente se vaya con la temida competencia.

Seguridad

El mejor hosting para tu web tiene que ofrecer la máxima seguridad en tus proyectos. De nada nos sirve contar con una empresa que lo tenga todo si le falta lo más importante y es que, cuando dejamos nuestros datos en Internet, debemos saber que están protegidos. Escoger esos que se revelan contra cualquier ataque es una manera de empezar a cuidar tus contenidos así como también necesitas un equipo de profesionales que responda sobre las posibles incidencias. ¿Lo tienes?

Servicio de atención al cliente

Nunca contrates un proveedor de hosting que no tenga buen servicio de atención al cliente. Esto es algo que todo el mundo tiene que saber antes de tomar una decisión tan importante pero a veces las prisas o las ganas de construir nuestro proyecto nos pasa factura. Todas las páginas web sufren ataques o problemas técnicos y, si no hay nadie que nos ayude con esto finalmente tiraremos todo el trabajo por la borda y perderemos además, parte de la autoridad.

En este apartado es fundamental añadir que el servicio sea en nuestro idioma. Muchas veces, por ahorrar varios euros, cogemos empresas que no trabajan en hispano o que cuentan con unos horarios limitados para este público pero aquí es mejor que no te la juegues. Si damos con profesionales que nos ayudan, que no nos contestan mal y que solo quieren que tus proyectos sean cada vez más grandes sin duda alguna hemos triunfado con el servicio.

Opiniones del servicio

Las opiniones de usuarios que ya han contratado el hosting que tú tienes es la mejor manera de saber si estamos ante una empresa de buena calidad u otra que no lo es tanto. En forma de review completamente gratuita nos encontramos con personas que no tienen por qué mentir y que nos dirán exactamente lo que han vivido con las condiciones. Son muchas las personas que pasan por alto estos comentarios y a la buena verdad siempre están ahí para tendernos una mano.

Precio del hosting

El precio del hosting suele ser el apartado en el que más pensamos. Una vez que hemos leído todas las condiciones, las recomendaciones que nos hacen otras personas y la manera en la que va a responder la empresa, toca hablar de dinero. De lógica queremos que algo con lo que se está probando no nos cueste demasiado del bolsillo pero siempre y cuando cumpla con las condiciones necesarias. Si al compararlo con el resto de opciones, en igualdad de condiciones, es el mejor no dudes un momento en hacerte con él.

Tipos de hosting, ¿son todos lo mismo?

Ahora que sabemos cuáles son las características generales del mejor hosting para tu web es importante diferenciar entre los modelos de alojamiento que tenemos a nuestra disposición puesto que no todos sirven para la misma idea de proyecto. Tanto si tenemos un poco más control sobre el tema como si acabamos de empezar con esto de Internet, es positivo que valoremos los apartados de cada uno y desde aquí ya pensemos en el que más nos conviene. A continuación, te dejamos con los ejemplos:

Alojamiento compartido

Uno de los hosting más habituales son los de alojamiento compartido. Como si de un piso de estudiantes se tratase, nos encontramos con un modelo en el que todo lo que hay es para varias personas que cuentan con proyectos propios o de empresa. Los principiantes, que son los que más optan por esta idea, ven una oportunidad de conocer cómo es el manejo de cuentas y la forma en la que nos beneficia un servicio de calidad completa pero, ¿realmente merece la pena?

El alojamiento compartido cuenta con ventajas palpables y es que la facilidad de mantenimiento o el dinero que pagamos por él (muchos no van más allá de 1€ al mes) son aspectos que nos llaman la atención desde el primer momento. En cualquier caso también hay que pensar en cuáles son las contradicciones puesto que aquí tu web es solo una más de las muchas que hay en este almacenamiento. No dejes que lo barato te salga caro por algo así.

Alojamiento dedicado

El alojamiento dedicado es la inversa del compartido. Aquí nos encontramos con un servicio de hosting que es solo para nosotros y que atiende a todo lo que nos hace falta en el momento justo puesto que estamos pagando por ello. Contar con un servidor en exclusiva para el proyecto que traemos entre manos es algo bastante atractivo ya que no habrá nadie que se interponga entre nosotros. Pensado para webs estables y con largo recorrido son muchos los beneficios que podemos sacar de éste.

El control total sobre el sitio en el que está alojado tu proyecto es una de las muchas razones por las que las empresas o particulares se unen con esta opción. Si bien nos encontramos ante un servicio más caro, lo cierto es que con el tiempo agradecemos que de alguna manera tengamos la exclusividad que merecemos. Pensando en grande y barajando aquello que podamos hacer en un momento futuro, se presentan varias razones por las que deberíamos hacernos con este, ¿no crees?

Alojamiento virtual

El término medio entre los dos tipos anteriores es el alojamiento virtual. Si al escoger el mejor hosting para tu web prefieres que sea sencillo pero que tampoco te vaya a costar tan caro como un dedicado, sin duda esta es una opción que merece la pena. Con software propio para gestionar todos los aspectos de tu web aunque con programas compartidos para que no tengas que cargar tanto peso, nos encontramos ante un modelo que gusta y puede dar muy buenos resultados.

La ventaja que ofrece este modelo de hosting frente a los demás es que nos da toda la autonomía que necesitamos pero, al contar con partes compartidas, también te estás vinculando a otras personas que llevan un negocio. El servidor, que se divide en entidades virtuales que están separadas, actúa para cada miembro de la misma manera y es que lo que nos interesa es sacar el máximo partido de algo para lo que no pagamos tanto pero que sí que apuesta por nuestro proyecto.

Alojamiento en la Nube

El Cloud Hosting es también un modelo bastante interesante. Con la particularidad de que nuestro proyecto no solo estará alojado en un servidor sino que contará con los recursos de varios a la vez, estamos viendo cómo sacamos el mayor provecho de de los profesionales y/o especialistas que trabajan aquí. Ideal para negocios que están siempre conectados, solo viendo los comentarios que hay respecto a su efectividad deberíamos probarlo en algún momento.

Cualquier hosting en la Nube cuenta con una ventaja a la que todos reaccionamos. En caso de fallo, gracias a que el alojamiento se comparte, podemos tirar de cualquiera de los conectados. Cuando nuestra web sufre algún problema es importante responder cuanto antes puesto que el cliente pierde fuerza, posibilidades de conversión y visitas. Si contamos con un equipo que está detrás para que esto no ocurra, ¿por qué íbamos a estar angustiados con algo que tiene arreglo?

El mejor hosting para tu web es ese que se adapta a las necesidades de tu negocio. Investigar en Internet sobre cuáles son las posibilidades o de qué manera funcionan unos respecto a los otros puede ser una buena forma de hacerte con el que está hecho a tu medida sin que para ello tengas que gastar más del bolsillo. Sin prisa pero si pausa, valorando también los tipos de alojamientos que mejor funcionan existe una buena oportunidad de alcanzar nuestros objetivos.

Comparativa del mejor hosting para tu web, ¡5 opciones que te sorprenderán!

Después de descubrir todos los apartados que tiene un alojamiento web ha llegado el momento de saber cuál es la empresa que mejor se adapta a las necesidades que tenemos. Con la oferta tan grande que hay en Internet resulta cada vez más complicado saber si estamos escogiendo bien o si deberíamos esperar algo más de tiempo. Siempre buscando la manera de que tu proyecto esté en buenas manos, la idea es que te hagas con uno que responda desde el primer momento. A continuación, nuestros grandes favoritos:

Nicalia

Nicalia es uno de mis hostings favoritos a día de hoy. Es el lugar donde he elegido colocar mi propia web. A parte de poder comprar cualquier extensión de dominio el soporte es fantástico, a cualquier hora del día, algo que valoro especialmente. Incluso a nivel comercial me han parecido siempre muy honestos en cada propuesta que he necesitado, recomendándome el hosting adecuado en cada ocasión, analizando las particularidades de cada cliente.

Tienen servidores propios, realizan la migración gratis para el cambio de hosting, servicios 100% administrados para olvidarnos de tener que tocar nada nosotros… y tecnología punta como LiteSpeed. Además, cuenta con CPanel, Softaculous, CentOS… todo lo que realmente necesitas para tus proyectos.

Webempresa

Webempresa es otra de las empresas de hosting más importantes. Trabajando desde hace años con perfiles de todas las categorías, se puede decir que estamos ante una de las mejores alternativas que podamos tener. Sus planes, hechos para compañías de alto nivel, cuentan con lo que nos hace falta para estar tranquilos ante cualquier ataque, el aumento de capacidad en el momento en que nos haga falta pero, si nos quedamos en la base no disfrutaremos de todas las ventajas que supone.

Con esta compañía se recomienda que al menos cojas un plan medio puesto que por el mínimo te ofrecen bastante poco y, si creces con el tiempo, te darás cuenta de que habría sido mucho mejor hacerte con otra opción. Con uno de alta capacidad -que cuesta entre 79€ y 250€- tendrás todo lo que te hace falta para estar a la altura de un buen profesional. En cualquier caso, siempre puedes probar con el mínimo para después ir agregando un poco más en base a tus necesidades.

Plantilla publicitaria de Webempresa

Raiola Networks

Raiola Networks es una de las mejores empresas de alojamiento del mercado. Gracias a lo profesionales que son, poco a poco se han abierto un hueco en el negocio hasta ser reconocidos como una de las alternativas más potentes. Con la opción de contratar un hosting por apenas 6€ al mes (aunque sus limitaciones son notables) ya dispones de espacio para que tus contenidos estén a salvo. Uno de los puntos de interés para aquellos que empiezan es que, de manera constante, al contratar el servicio te regalan un dominio.

Con certificado SSL incluido la empresa nos da mucha seguridad a la hora de hacernos con cualquier paquete disponible. Por otro lado, ya que estuvimos hablando de la importancia del ancho de banda y el espacio, cuentan con cantidad de ofertas para hacer el almacenamiento un poco más grande cada vez que te haga falta -incluso si no lo contratas desde un inicio- y una atención al cliente bastante positiva. Leyendo todo esto como ves, solo hay ventajas. ¿Cuándo te animas con ello?

Sered

Puede que Sered no sea tan conocida como las dos anteriores pero también cabe como el mejor hosting para tu web puesto que sus planes, además de baratos, incluyen todo lo que te hace falta para trabajar con tranquilidad. Tan solo con el básico (por el que pagas 32€ al año sin ningún añadido) tienes un dominio, 6GB de espacio, 1TB de transferencia hasta cinco bases de datos y 1GB de RAM. Si no tienes mucha idea sobre lo que esto significa puede que todo te «suene a chino» pero te aseguramos que está mejor que bien.

Como todos, a medida que creces, puede que requieras una mayor capacidad de almacenamiento, mejor velocidad y todos esos aspectos que hemos hablado antes pero si lo miramos desde cerca estamos ante un pack completo por menos de 3€ al mes. Con el detalle de ser un poco desconocido -si lo comparamos con los dos primeros- vemos cómo existen empresas de hosting que merecen la pena y con las que se puede trabajar como un verdadero profesional por menos.

Siteground

Siteground es una de las empresas de alojamientos más económicas del mercado. Si miramos atrás en el tiempo esta era la compañía que mejor funcionaba de cara a sus planes baratos y con todas las garantías –Raiola Networks o Webempresa, mucho más atractivas a nivel visual, se fueron llevando algunos de los galardones conforme se hicieron conocidas- En cualquier caso, si quieres un sitio de calidad y con todo lo que te hace falta para estar tranquilo siempre puedes recurrir a él.

Su plan básico, que cuesta 4,78€ al mes, capta la atención de muchas personas que están empezando y quieren probar cómo funciona esto de las empresas de hosting viendo desde cerca cómo trabajan. Como el resto cuenta con un servicio de atención al cliente todos los días del año y durante las 24 horas por si sufres un percance no tengas que volverte loco esperando a que lleguen los días laborables. Siempre con la idea de mejorar, puede que sea tu mejor alternativa para empezar, ¿no crees?

Plantilla publicitaria de HostGator

HostGator

HostGator es un gigante del alojamiento en Internet y también podría ser el mejor hosting para tu web. Sus planes, bastante baratos para todo lo que ofrecen, destacan por encima de la competencia consiguiendo resultados muy interesantes y es que con este siempre podemos apostar hacia más. Por la cantidad de 95€ al año contamos con un paquete de datos ilimitados, registro de dominios infinito y un espacio de disco de iguales características.

Con todo lo que ofrece esta compañía parece mentira que la hayamos puesto en el último lugar de la lista, ¿verdad? No sería así si no fuese por un pequeño detalle y es que este proveedor solo atiende al usuario en inglés. Si vives fuera de España o sabes el idioma a la perfección no tienes que seguir leyendo para hacerte con él pero si no es así, recomendamos que te hagas con alguno de los otros ejemplos que hemos publicado en este listado y es que no siempre vamos a tener lo mejor sin nada de esfuerzo.

Como ves, para hacerte con el mejor hosting para tu web son muchos los puntos que debemos tener en cuenta. Si bien hoy encontramos todo lo que queremos en Internet, leer detenidamente cada una de las recomendaciones mientras las comparas con las opiniones de los usuarios es la única manera de acertar con el cometido. Son muchas las personas que, simplemente por probar, no hacen ningún tipo de consulta para finalmente arrepentirse de su decisión. ¡No dejes que esto te pase a ti!

Compartir Created with Sketch. LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post relacionados con: El mejor hosting en España, ¿con cuál tienes que quedarte?

SEO en Shopify

Si estás pensando en cómo sacar el máximo partido a Shopify y mejorar el posicionamiento […]

Ver más